Exposición

Título Videojuegos. Los dos lados de la pantalla

Una experiencia digital para adentrarse en el mundo de los videojuegos, un recorrido a 8 bits que te invita a interactuar con otros visitantes. ¡A un clic!

Lugar WEB
Fecha PERMANENTE
Accedé desde acá
Videojuegos. Los dos lados de la pantalla

La exposición propone una revisión de un fenómeno que se convirtió en la industria cultural más potente de la actualidad, así como un vehículo de creatividad, innovación, activismo, ideas y entretenimiento. Sus ramificaciones alcanzan la práctica totalidad de los aspectos de nuestra cultura y nuestra sociedad, y que considera lenguaje de nuestra época.

¿Qué es un videojuego?

Definir qué es un videojuego puede ser una tarea realmente ardua. De hecho, la mayoría de los expertos deciden empezar por definir primero qué es un juego para, posteriormente, añadir el aspecto tecnológico.
Dentro de las distintas afirmaciones que se pueden encontrar, combinan el orden, sentimientos, emociones, y la creación del “ser de otro modo” en el plano virtual.

Importancia y relevancia del videojuego en la actualidad

 

Los videojuegos y su industria están integrados en los procesos y dinámicas económicas y culturales que conforman nuestras sociedades. Con un volumen de facturación anual superior a la industria del cine y musical, es el principal motor de entretenimiento global.

De acuerdo a un estudio presentado por la consultora DFC Intelligence, se estima que en el mundo existen un total de 3100 millones de gamers. De esta cantidad, 48% son jugadores modalidad PC, lo que equivale a un aproximado de 1500 millones de gamers. La gran mayoría se concentra en el continente asiático con aproximadamente 1400 millones de gamers, seguido de Europa con 668 millones y Norteamérica con 261 millones.

En lo que respecta a Latinoamérica, se estima que existen algo más de 266 millones de usuarios ligados al mundo del gaming. De este porcentaje, se desconoce la cantidad de gamers en Ecuador, donde se cree que existen alrededor de 500.000 jugadores en línea para los E-Sports, grupo al que pertenece la comunidad de gamers.

De esta manera, más allá del gran número de jugadores y de su relevancia económica, se observa la importancia del videojuego en nuestra cultura contemporánea y su inserción en otros campos de la realidad social, como la salud, educación, trabajo y relaciones sociales.

Dentro de la pantalla

El proceso creativo detrás del desarrollo de un videojuego se complejiza con el avance de la tecnología y los nuevos estándares de la industria. A pesar de que el desarrollo de un videojuego puede asumirse por una sola persona, los proyectos más ambiciosos cuentan con todo un equipo compuesto por diseñadores, artistas, programadores, testers, ingenieros de sonido, entre otros, que se encargan de las distintas áreas que forman la experiencia de un videojuego, tales como el apartado gráfico, ambiente sonoro, historia y las mecánicas de juego.

Fuera de la pantalla

Los videojuegos y la sociedad

El videojuego, como producto cultural, forma parte activa del cambio social, político y económico. En un inicio, la interacción dentro de este universo involucraba al humano y la máquina. No obstante, hoy en día podemos encontrar más interacciones entre humano y humano.

Las implicaciones sociales de los videojuegos abarcan innumerables posibilidades. Por un lado, fomentan y enriquecen la noción de la identidad, y por otro, consolidan las construcciones sociales estereotipadas al tiempo que irrumpen los esfuerzos por lograr una mayor integración y diversidad.

Múltiples estudios muestran que la dimensión simbólica del juego permite que los acontecimientos ocurridos dentro del mundo de los videojuegos sean permeables a la realidad y que ambos se influencien. Por eso, es importante analizar el contenido de los videojuegos, sus relaciones de poder y cómo los percibe la gente.

Videojuegos y Ciencia

Tradicionalmente se asocia el hecho de jugar a videojuegos con una creciente falta de habilidades sociales, personales y de desarrollo general en los seres humanos. No obstante, esta hipótesis ha sido ampliamente desmentida. Numerosos estudios recientes señalan los beneficios de los videojuegos, los cuales, según multitud de investigaciones, modifican tanto en menores como en adultos ciertas estructuras neuronales, el córtex prefrontal, hipotálamo, amígdala, entre otros.

Incluso, la ciencia toma al videojuego como objeto de estudio, desarrollando investigaciones sobre las mejoras cognitivas que produce en el cerebro. Asimismo, se usa como instrumento destinado a avanzar en la resolución de ciertas incógnitas o cuestiones científicas, aportando a distintas disciplinas, tales como la Genética, Neurociencia o la experimentación contra el Cáncer.

Interfaces

Las generaciones de videojuegos se clasifican normalmente atendiendo a su capacidad gráfica, que está determinada por sus cualidades tecnológicas y las capacidades de procesamiento. Por eso, este tipo de categorizaciones nunca tienen en cuenta la jugabilidad ni el mismo acto de jugar, limitándose únicamente a los aspectos técnicos y materiales. Sin embargo, la experiencia de juego es un complejo sistema que incluye tanto software como hardware; lo físico-material y lo lógico-digital. Por eso, es imperante prestar atención también a las interfaces físicas (controles, teclados, joysticks, ratones, etc.) y cómo actúan en relación con la complejidad narrativa de los videojuegos.