Sembrando esperanza en la Huerta Güemes (Salta)




Durante la última semana de mayo, los Voluntarios Telefónica pusieron manos a la obra para colaborar con el armado de huertas en una escuela rural ubicada en la localidad salteña de Güemes junto a Huerta Niño. El martes 29 de mayo, dos grupos de voluntarios, todos ellos pertenecientes a la Oficina Comercial de Movistar de Salta, se acercaron en diferentes turnos para participar de una jornada diferente.

 

Natalia Soledad Gómez fue una de las voluntarias que participó de esta actividad, la primera que los voluntarios de esta oficina comercial realizan fuera de las instalaciones de Movistar. “Vi un anuncio en el boletín de noticias “+Cerca” sobre la posibilidad de postularse para diferentes actividades de voluntariado grupal y entre las opciones disponibles elegí el armado de una huerta. Como trabajo en el área de atención personal, le comenté al jefe de operaciones, y una vez que quedamos seleccionados él me dio su apoyo para realizar la actividad”, explicó Natalia. Para poder llegar a las instalaciones, los voluntarios viajaron en dos colectivos brindados por Fundación Telefónica. En cuanto a los turnos, cada grupo se compuso de 15 personas de dicha unidad comercial que tuvieron asistencia de ejecutivos y jefes de otras áreas.

 

“Huerta Niño organizó el trabajo de campo de ambos grupos y al llegar nos dividimos las tareas. Siempre guiados por Diana, de Huerta Niño, y Nadia de la Fundación Telefónica. Nuestro trabajo fue armar los cajones que debían contener la tierra y construir el cerco perimetral donde estaría la huerta. El segundo turno colocó la tierra en los cajones y procedió al plantado y siembra de semillas junto a la ayuda de un ingeniero del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)”, detalló Natalia sobre la jornada.

 

Para Natalia se trató de una experiencia muy reconfortante ya que llegó a la reflexión de que “con poco se puede hacer mucho” ya que según le explicaron desde la institución no sólo es difícil financiar este tipo de actividades sino también contar con la mano de obra necesaria para llevarlo adelante.  “El trabajo que nosotros hicimos en 9 horas a ellos les hubiese llevado meses”, finalizó Natalia.

 

Ramón Teseira, otro de los voluntarios involucrados, participó de esta actividad durante el turno tarde. Para Ramón fue una experiencia superadora ya que en esta oportunidad pudo disfrutar de “la participación de nuevos compañeros, el involucramiento de los padres y docentes en esta tarea tan positiva”.  Ramón también remarcó que fue la primera actividad que se llevó a cabo junto con profesionales del INTA, quienes instruyeron a los voluntarios sobre el cultivo y el cuidado de las huertas”.

 

De esta manera, una vez más los Voluntarios Telefónica dejaron su huella social y ecológica a través de una acción que busca sembrar esperanzas de un mejor futuro, y colaborar con los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU de  gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de tierras y detener la pérdida de la biodiversidad, así como también adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos son dos de los objetivos de desarrollo sostenible que apoya esta actividad (ODS13 / ODS15).

Mirá nuestra galería:

 



Los comentarios están cerrados.