Voluntariado Telefónica: ¡Costa limpia a la vista!

Jornada de limpieza de playas.




El día jueves 15 de marzo nuestros voluntarios realizaron tareas de limpieza de costas en la reserva natural municipal de San Isidro. Esta actividad estuvo enfocada en los ODS 6 y 7: Agua limpia y saneamiento y Energía asequible y no contaminable, Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU.

 

Se trata de un proyecto cuyo impacto no solo beneficia al medio ambiente, sino que también deja huella en aquellos voluntarios involucrados ya que hay una puesta en valor de la importancia de limpiar los ríos, costas, playas y espacios comunes. Y genera un momento de reflexión sobre la cantidad de residuos que generamos como individuos y como comunidad. En esta ocasión participaron 30 Voluntarios Telefónica que contaron con la colaboración de la Organización Plantarse. Gracias a ellos se pudo recolectar una cantidad de 40 bolsas de basura.

 

“La limpieza se desarrolló en perfecta armonía y colaboración, con los elementos necesarios proporcionados por la entidad (botas de lluvia, guantes, repelente). Fuimos muy bien recibidos con un desayuno antes de comenzar, donde aprovecharon para hablarnos sobre el tema y explicarnos como debíamos hacer la tarea y como crear conciencia sobre el medio ambiente”, explicó Nancy Kiovsky, una de las voluntarias que participó de la jornada. Esta no es su primera experiencia de este tipo dado que ya había participado en actividades de limpieza de playa en Punta Indio. “Particularmente me interesa mucho la conservación del medio ambiente y aunque mi aporte es apenas un granito de arena, me satisface mucho participar de este tipo de actividades”, detalló Nancy.

 

Maria Laura Navarro, otra de los voluntarios que fueron parte de la actividad contó que fue una experiencia de gran aprendizaje: “Todos fuimos guiados por el guarda parque y el equipo de Organización Plantarse a un sector dentro de la reserva donde nos dieron tips para la recolección. Nos dijeron que no nos volviéramos locos al intentarlo ya que se podía encontrar de todo, así que como recomendación nos indicaron que dibujemos mentalmente 1mt x 1mt y nos dediquemos a ese sector. Particularmente empecé por las botellas, llenando dos bolsas enormes, y luego continué con residuos más chicos”. A pesar del trabajo duro, Laura sintió que la finalidad de esta acción era superadora. “Veías tanto residuo, pero las ganas de ayudar eran tantas que dentro del poco tiempo que invertimos y después de la charla que tuvimos logramos dar lo mejor”, concluyó.

 

De esta manera nuestros voluntarios lograron mejorar no solo el aspecto de la costa, sino también la salud de las mismas, disminuyendo la contaminación generada por tanta basura.

 

Mirá nuestra galería sobre la jornada:



Los comentarios están cerrados.