Una biblioteca para una escuela rural

Este proyecto convoca a todos los empleados del país a colaborar con la donación de libros a distintas escuelas rurales.




La donación de libros a escuelas rurales sigue atravesando todo el país con la ayuda de grandes colaboradores. A lo largo de este año se está llevando a cabo el proyecto “Una biblioteca para una escuela rural”. El mismo convoca a todos los empleados del país a colaborar con la donación de libros a distintas escuelas rurales. Por su parte, los Voluntarios son los encargados de llevar las donaciones a las escuelas y de leerle a los chicos cuentos de enseñanza primaria recomendados por el Ministerio de Educación de la Nación.

En cada localidad, los Voluntarios son quienes proponen a diferentes escuelas a fin de que sean beneficiadas con una de las bibliotecas. Carlos Luciano Cabrera, voluntario de la localidad de Rodeo Grande (Tucumán) que participó en la donación de 100 libros para la Escuela Rural Nº 216, nos explicó cómo fue su experiencia: “Los libros fueron enviados desde Fundación Telefónica y nosotros los trasladamos hasta la escuela que queda a unos 100 kms. de San Miguel de Tucumán. Esto ocurrió un día después del día del libro. Así que, con nuestra donación, cerraron una jornada de festejos”. En esta misma provincia también se repartieron otros 100 libros para la biblioteca de la Escuela Nº 60 “Provincia de Corrientes”, en El Chañar.

La acción también se realizó en la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Magdalena, donde los voluntarios proveyeron de 50 libros a la Escuela N° 21 “Paula Albarracín”. Así mismo, en la localidad de Tepalque, se entregaron 25 libros a la Institución “Juana Semple de Poutale”.

Sebastián Cáseres, quien realizó la entrega de libros en Paraje Aguada del Overo, provincia de Neuquén, nos contó su experiencia como único voluntario de la localidad: “Soy voluntario desde hace muchos años y he donado, a través de Fundación Telefónica, bibliotecas completas incluyendo muebles y libros, como así también mochilas con útiles a varias escuelas del interior neuquino.”

A su vez, la actividad también se desarrolló en Aldea Epulef, localidad que está a unos 200 km de Esquel, provincia de Chubut. “Si bien el año pasado habían recibido una donación de una enciclopedia, no tenían libros de cuentos y les encantaron, ¡era la primera vez que los chicos veían libros nuevos!”, explicó Mariana Sanchez, voluntaria que participó de la acción. Y agregó: “Hermosísima experiencia, que nadie debería perderse de vivir.”

Actualmente, los voluntarios continúan fortaleciendo bibliotecas de escuelas rurales con la donación de libros de cuentos en diferentes puntos del país.



Los comentarios están cerrados.