Cuando sembrás una semilla, algo nuevo crece

Los Voluntarios Telefónica pasaron dos jornadas en escuelas de la provincia de Buenos Aires para trabajar y enseñarles a los más pequeños sobre el cuidado del medio ambiente.




Durante la última semana de marzo, los Voluntarios Telefónica realizaron nuevas acciones solidarias en el marco de la iniciativa “Un día por ellos”.

 

En la actividad llevada a cabo el miércoles 29 de marzo, 30 voluntarios del área T3, liderada por Alejandro Varela, se acercaron hasta la Escuela nº 24 Dr. René Favaloro de Tristán Suárez, provincia de Buenos Aires, para trabajar en la plantación de árboles. De la mano de la organización Arboles sin fronteras, los Voluntarios fueron los encargados de plantar 80 árboles autóctonos.

 

René López, voluntario Telefónica, contó sus sensaciones: “Este proyecto impulsó algo muy emocional, estableciendo conciencia comunitaria y compromiso por el medio ambiente”. René expresó cuan gratificante fue para para él ser parte del desarrollo de esos árboles que crecerán y serán parte de la historia de una escuela y “saber que, a partir de eso, se generarán actividades escolares que ayudarán a tomar conciencia de lo importante que es mantener nuestra naturaleza”.

 

María Oviedo, otra de las voluntarias Telefónica que se involucró en esta tarea, nos contó que se trató de una experiencia enriquecedora “para los que participan de este tipo de eventos solidarios, porque cumplen con dos funciones principales: hacer algo por el otro de forma desinteresada y ayudarnos a integrarnos y afianzarnos como equipo de trabajo”.

 

La segunda actividad tuvo lugar en la escuela nº 11 de Quilmes el jueves 30 de marzo. En esta oportunidad, 25 voluntarios Telefónica del área mayorista (liderada por Alejandra Traverso) se encontraron con los chicos de la institución para armar la huerta de la escuela. Fundación Telefónica trabajó en alianza con la Fundación Huerta Niño para llevar a cabo esta propuesta que sirvió no solo para enseñar a los chicos a sembrar sino también a entender lo importante que es cuidar la naturaleza.

 

De esta acción participó Luis Bus, voluntario Telefónica, quien nos contó cómo se desarrollaron las actividades durante el día: “Arrancamos la ardua tarea de armar una huerta en un predio con pasto crecido, escombros y mucho que hacer. Al final de la jornada habíamos cortado el pasto, limpiado el predio, pintado maderas y armado los bastidores delimitadores de la huerta. Luego los llenamos de tierra, plantamos los brotes de verduras y semillas para finalmente ver nuestra obra en marcha”. Paula Trotta, otra de las voluntarias que se acercó a la escuela para participar de la actividad, expresó que “el estar trabajando con los chicos, madres, maestros, voluntarios y compañeros a la par es una experiencia espectacular. No solo le das a los chicos una huerta, sino que les dejás una enseñanza de que colaborando todos juntos podemos lograr cualquier objetivo.”

 

Agradecemos a los voluntarios, a las fundaciones aliadas y a todos los que participan de estas iniciativas solidarias contagiando el entusiasmo y transmitiendo la idea de que cuando participás, algo cambia.

 

 



Los comentarios están cerrados.